Meditar caminando!

http://sarvavita.com/meditar-caminando-2/

Quiero compartirles este hermoso articulo sobre meditación en movimiento. Es muy importante en una empresa el manejo de la ira. Cuando tomamos decisiones o sancionamos a alguien movidos por la ira, es posible equivocarse.

Qué haces cuando estás enojado? La energía de la ira no hay que darle más fuerza, no hay que dejar que se apodere de nuestras vidas.

 

Medita Caminando cuando se está enojado.

La meditación caminando puede ser de gran ayuda en momentos diciles, como también ayudarnos en vivir con atención plena, vivir concientemente, sentir lo que pasa a nuestro alrededor, puede ayudar a cambiar nuestra vida y a tener una mejor meditación formal.

El maestro Ajahn Chah. dice : “Cuando está enojado, se siente bien o mal? Si se siente tan mal, por qué no se deshace del enojo? Por qué molestarse en mantenerlo? Cómo puede decir que es sabio e inteligente si se aferra a esas cosas? Hay días en los que la mente puede dar pié a que toda la familia se pelee o puede hacer que llore durante toda la noche. Y, aún con todo eso, todavía queremos enojarnos y sufrir. Si usted observa el sufrimiento que causa el enojo, entonces sólo deshágase de él. Si no se deshace del enojo, continuará causándole sufrimiento indefinidamente, no tendrá respiro. El mundo de la existencia insatisfactoria es así. Si sabemos cómo es, podemos resolver el problema.”

Cuando surge el enojo, podemos salir al aire libre a practicar meditación caminando. El aire fresco, la naturaleza nos ayudarán mucho. Y podemos repetir lo siguiente:

Al inhalar, sé que siento rabia.
Al exhalar, sé que soy rabia.
Al inhalar, sé que la rabia es desagradable.
Al exhalar, sé que está sensación desaparecerá.
Al inhalar, me siento en calma.
Al exhalar, me siento capaz de enfrentarme a esta rabia.

Para aliviar el desagrado que nos provoca la rabia, nos entregamos con todo nuestro corazón y nuestra mente a la meditación caminando, combinando la respiración con los pasos y poniendo toda nuestra atención en el contacto de la planta de los piescon la tierra. Mientras caminamos, vamos recitando estos versos y esperamos hasta sentir la calma necesaria para enfrentarnos directamente a la rabia. Mientras tanto podemos disfrutar de nuestra respiración, de nuestra caminata y de toda la belleza que nos rodea. Después de un rato nuestra rabia comenzará a calmarse y nos sentiremos más fuertes. Podremos observarla frente a frente y a tratar de comprenderla.

La respiración conecta el cuerpo y la mente. A veces, la mente está distraída en cualquier cosa, mientras el cuerpo hace otra; nuestra mente y nuestro cuerpo no están en armonía. Al concentrarnos en la respiración en la inhalación y la exhalación, reconectamos el cuerpo con la mente y recuperamos la plenitud. La respiración consciente es un puente importante.

Imagen © Frank Schweitzer

Pasos para practicar la Meditación Caminando

1. No propósito.

Al caminar no te enfoques en ningún propósito en particular. Disfruta simplemente el hecho de caminar. Date el permiso de disfrutar y observar intensamente si ningún juicio a cada paso que des.

2. Desapego.

Despréndete de tus preocupaciones y ansiedades mientras caminas. Al entrar en esta dinámica de caminar conscientemente, no hay cabida para ningún otro pensamiento que no sea el de estar atento al presente. Date permiso de simplemente caminar unos cuantos minutos simplemente por el hecho de caminar.

3. Sonríe como el Buda.

Si dibujas una leve sonrisa en tu rostro tal como lo hacia el Buda mientras caminas, comenzarás a experimentar una profunda sensación de paz, serenidad y bienestar total. Al sonreír todo tu ser se renueva y tu práctica se fortalece. No tengas miedo de sonreír.

4. Respira conscientemente.

Este es uno de los ingredientes más importantes de esta práctica. Respirar conscientemente significa estar presente en cada inhalación y en cada exhalación. Presta atención a tu respiración mientras caminas.

5. Cuenta tus pasos.

Una buena ayuda al principio es contar los pasos cuando inhales y exhales. Si en el momento de tomar aire ya llevas 4 pasos, cuenta mentalmente del 1 al 4. Si al exhalar solo llevas 3 pasos cuenta del 1 al 3 sin intentar controlar o acompasar. Simplemente conviértete en un observador de tu respiración.

6. Gathas.

También, en lugar de números puedes pronunciar palabras con el ritmo de tu respiración. Puedes seguir el ritmo por ejemplo con la palabra Aquí-Ahora. Si das cuatro pasos con la inhalación puedes decir con cada paso “aquí”, “aquí” , “aquí”, “aquí”… y en la exhalación: “ahora”, “ahora”, “ahora”, “ahora”,… Puedes utilizar cualquier palabra o frase que tenga sentido para ti. También las palabras Llegando-Casa. Siéntete libre de usar tu creatividad y usar palabras que resuenen dentro de ti.

7. Camina como un emperador.

Date el permiso de caminar con seguridad como si fueras el soberano de este planeta. Que cada paso que des sea una afirmación o un mandato real hacia la Paz y la felicidad de la tierra.

8. Pasos de flor de loto.

Visualiza que con cada paso que das en la tierra brota de ella una hermosa y radiante flor de loto o la flor de tu preferencia. Esta técnica en particular te parecerá extraña pero créeme que vale la pena intentarlo. El sentimiento de arraigo y plenitud de esta práctica esta más allá de las descripciones que pueda realizar.

9. Camina cuando estés enojado.

En ocasiones cuando más necesitamos de estas herramientas es cuando más pretextos ponemos. “No estoy de humor para eso”, “cuando se me pase el enfado lo haré”. Sin embargo es en esos momentos en que más lo necesitamos. Es por esto que entre más practiques estas técnicas, más fácil si te hará hacer uso de ellas en el momento en que de más las necesites.

10. Aprovecha el momento.

No existe el momento perfecto para caminar conscientemente. No te limites a programar “un espacio” para meditar caminando. Aunque lo ideal sería caminar por un sendero inspirador tomándonos el tiempo cada día para realizarlo, tu realidad puede ser muy diferente. Aprovecha cada momento del día para caminar conscientemente. Cuando estaciones tu coche camina hacia tu destino conscientemente. Cuando estés en la calle, de camino a la parada, en el centro comercial, simplemente recuerda sonreír y aprovecha el momento.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sign up to our newsletter!